El cliente y el proyecto

En esta ocasión trabajamos para Peña Delicatessen (Peña Madrid), empresa dedicada al sector de la alimentación con más de 35 años de experiencia, especializados en productos ibéricos y productos gourmet de máxima calidad. Desde el primero momento nos dimos cuenta a través tanto de su producto como de sus instalaciones que sus valores iban muy ligados a la calidad, la exquisitez y la pulcritud en todos sus productos y procesos de producción. Fotografiar alimentos requiere conocer una serie de herramientas y de técnicas específicas adecuadas: la iluminación es fundamental.

El trabajo consistía en realizar unas 200 fotografías para un catálogo online y app móvil en una variedad importante de formatos, así como distintas características en la naturaleza de los productos. Para hacer su catálogo trabajamos con cada uno de ellos de manera aislada. Mostramos el producto de tal forma que se pudiera obtener, a simple vista, la máxima información sobre él: ver de qué se compone, colores, formas, texturas…

Proyecto

Fotografía para catálogo online

Cliente

Peña Madrid

Lo que hicimos

Fotografía de producto y retoque digital

Fotografía y retoque de alimento.

Carnes de alta calidad

Cada producto tiene una cualidad característica que lo diferencia del resto (competencia). El objetivo fundamental de la fotografía de producto es, precisamente, el de resaltar y transmitir estas características únicas para que el público centre la atención en tu producto y además lo desee. Aquí, el trabajo de postproducción es igual de importante o más que el hecho de obtener una buena foto base.

Selección cuidada en origen

Anatomía del producto: Envasados delicatessen

en cristal, metal, plástico y blisters.

Tratamos concienzudamente la luz, puesto que muchos alimentos estaban contenidos en vidrios, latas o plásticos y esto conlleva un trabajo extra de reflejos, brillos y sombras a tratar. Por otro lado, llevar un buen orden interno siempre es fundamental: llevamos a cabo un exhaustivo inventario y un control importante de todo el proceso, puesto que la cartera de productos era amplísima y por tanto también lo fue el número de fotografías de alimentos a tratar.

Remate final.

Finalizamos el proyecto con fotos del personal de la empresa trabajando y de sus instalaciones (dos tiendas y una nave industrial), teniendo en cuenta los valores de marca a transmitir en cada disparo y en el posterior tratamiento de las imágenes.

Trasmitir los valores de la marca

Palabras que se representan con imágenes.

"Calidad, frescura, seguridad, pulcritud, origen, limpieza, modernidad, tecnología..." Es muy importante que las imágenes de producto y corporativas plasmen los valores que cada cliente quiere que transmitamos. Todas ellas tienen que ser coherentes entre si y transmitir confianza y veracidad para reforzar la imagen de marca.

Sacar el máximo partido

Grandes piezas: un formato poco fotografiado en producto.

No toda la fotografía de producto va dirigida a un consumidor 'estandar'. En este caso realizamos fotografías de grandes piezas destinadas al canal Horeca (Hoteles, restaurantes y cafés) utilizando las naves frigoríficas como un estudio al uso.

¿Buscas un presupuesto?